¿Estás observando o estás haciendo?


He oído que hay dos tipos de personas en el mundo: las que hacen que las cosas sucedan y las que miran las cosas suceder. La verdad que lo pienso y lo re-pienso y me parece que es cierto: o estamos en uno de esos dos grupos o estamos en el otro. Yo quiero estar en el grupo de las personas que hacen que las cosas sucedan… ¿en qué grupo estás vos?

y… lo más importante: ¿en qué grupo te gustaría estar?

Imaginate que estás en el porche de tu casa y ves que tu vecino abre un nuevo negocio y le va súper bien. Tu vecino está feliz, generando más ingresos y hasta brindando trabajo a otros… a los dos meses, un ex-compañero de clase de la universidad tiene éxito en un proyecto social en el que tenía rato trabajando, y tu mejor amig@ acaba de ser contratado para realizar el trabajo de sus sueños. Vos no sos parte de esas historias, sos solamente un expectador. ¿Te gusta ese rol?

Yo no quiero quedarme cruzada de brazos y ver de lejos las buenas cosas que hacen otras personas. ¡No! Yo quiero ser la protagonista de esas historias. Y no me mal entiendan, no es por fama ni nada de eso. Ese tipo de farándula no me interesa. ¡Yo lo que quiero es impacto: marcar la diferencia! ¿Por qué? Porque amo, con locura, a nuestra bella Nicaragua; y sueño con el día en que Nicaragua destaque por la brillantez de su gente, por el espíritu emprendedor de sus habitantes, por la satisfacción en las sonrisas de cada uno. Una Nicaragua donde haya cero ‘yo-que-pierdismos’ y todos, todos, echemos pa’ adelante.

Hay muchos caminos para llegar a esa meta y no hay uno solo correcto. Se necesitan de varios esfuerzos en conjunto y de tiempo, mucho tiempo quizá…

¿Por dónde empezar?

Mejora Continua: una frase compuesta de dos palabras. Se dice fácil. ¿Qué pasaría si todos nos preguntáramos a diario: ¿qué puedo hacer YO mejor el día de hoy? Así, sin preámbulos, estaríamos caminando hacia un futuro diferente; porque como dice un proverbio chino: “No tengás miedo de ir despacio, temele solamente a quedarte quieto” .

Yo conocí de Mejora Continua por primera vez en mi trabajo, me había recién graduado de la universidad (en una materia nada relacionada) y debo decirles que me movió el piso de una manera trascendental. Fue como ver la luz por primera vez y creo, firmemente, que aceptar que todo puede mejorar es el primer paso a grandes resultados.

¿Qué podés hacer mejor vos el día de hoy? (te dejo un tip: se permite equivocarse y volver a intentar ;).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s