¿Por qué es importante fallar?


Entrada por: Alejandro Delgadillo

Hace mucho, cuando tenía tiempo de sobra en mis manos, me inscribí en un curso de serigrafía artesanal, un simple proceso de 5 pasos para reproducir imágenes en camisetas y otros materiales; poco sabía que años después, al recordar la experiencia que leerán, aprendería la importancia de fallar.

Al inicio del curso el profesor mencionó que dividiría el grupo en dos, una mitad de los que nos inscribimos teníamos que reproducir una imagen con ciertos requerimientos en una camiseta, su nota dependería de que tan perfecta quedaba la impresión, la otra mitad del grupo teníamos que presentar 20 camisetas para pasar el curso, en el momento se sintió un tanto injusto, pero así pasa cuando sucede.

Pasaron los meses, aprendimos las diferentes técnicas para aplicar serigrafía, los tipos de tinta, métodos de impresión y todo lo relacionado al tema. Al final del curso nos tocó presentar los trabajos finales, los del grupo de calidad presentaron impresiones sencillas, todos usaron formas sencillas de un color y otros utilizaron tipografía para realizar el trabajo final.

Los que estábamos en el grupo de cantidad invertimos un dineral en hacer las 20 camisetas, en mi caso ocupé un espacio para trabajar que quedó como escena de algún crimen por la tinta, la emulsión y el bicromato, pero los trabajos que presentamos eran de mejor calidad, muy por encima de los del grupo de calidad.

¿Qué sucedió?

Simple. Teníamos 20 camisetas que presentar. Eso nos dio chance de experimentar más en comparación con el grupo de calidad, ¿Recuerdan que hice un desastre en el lugar que ocupe para trabajar? Intenté todas las técnicas del curso, probé con las diferentes tintas, a veces dañaba la camiseta, otras veces no lograba que el diseño quedará en el bastidor, al final los del grupo de cantidad presentamos impresiones aplicando separación de colores, medios tonos para sombras y degradados, algunos usaron fotografía, otros ilustraciones.

En comparación, el grupo que “tuvo la suerte” de entregar una sola impresión, no tuvo la beneficio y la oportunidad de iterar el proceso de serigrafía, de fallar, aprender del error y mejorar.

Por eso cada error hay que tomarlo como una oportunidad, no hay que desanimarse.

¿Ven por qué es importante tener permiso para fallar?

¿Han experimentado algo similar? Me pueden dejar un comentario compartiendo su experiencia, escribirme a elalex@permisoparafallar.com o en twitter @AlDellx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s