Después de la U… ¿Vida Laboral?


En muchos de los casos la vida universitaria termina con un extenso discurso del orador de la generación… donde la infaltable frase “Este no es el final, es sólo el Inicio” hace que reflexionemos en ¿Cuáles son los caminos que debemos o podemos tomar?

En Permiso Para Fallar contaremos la historia de 4 jóvenes que después de la Universidad han tomado caminos diferentes, atreviéndose a seguir sus sueños. Historias tan motivadoras que nos hace cuestionar nuestro día a día, nuestras decisiones y proyectos futuros.

Siendo testigo de la pérdida de talento en el paso de la vida universitaria a la vida laboral, hemos decidido empezar este especial de cuatro entradas de ¿Qué hacer después de la universidad? con la corta pero prometedora historia de una joven que ha decidido emprender su carrera laboral con mucho entusiasmo y metas claras. Es fácil ver en la cara de estudiantes universitarios que están fuertemente emocionados por la idea de implementar todo lo que aprendieron durante sus años de estudiantes de pre grado… Sin embargo todo ese talento, ganas y emociones poco a poco se esfuman durante los primeros años de trabajo. Muchos copian malos hábitos de personas que llevan años en la industria, otros se desgastan rápidamente, se desilusionan o simplemente se conforman con lo que ofrecen e inicia el sesgo; no ven cada proyecto o tarea como una oportunidad y por supuesto no aprecian lo que es tener un empleo.

Muchos queremos iniciar nuestra vida laboral tomando decisiones, liderando proyectos de amplio alcance, siendo la punta de lanza de la compañía… no digo que haya algo malo en eso, pero la realidad es totalmente diferente. Los comienzos son duros, son inciertos pero es una manera de aprender desde lo más básico, es fácil frustrarse pero si se tiene una visión de la meta y un plan de carrera, es más fácil entender un poco más el por qué comenzar desde abajo.

Grethel, Ingeniera Industrial, 26 años.

Grethel y yo nos conocimos durante la universidad, además de conocer a su hermana logré interactuar mucho con ella por su carisma y compañerismo. Se destacó por ser de esas mujeres que creían en el trabajo duro y que estaba dispuesta a sobresalir. Después de los primeros años de universidad, fue una de las pocas en la clase con un trabajo fijo, con un horario extenso y con responsabilidades amplias además de las ya impuestas por la carrera misma. Hoy en día ella disfruta de su puesto en una empresa de raíces nicaragüense pero con gran proyección internacional en la industria del café que la ha llevado en poco tiempo a disfrutar y aprender de la vida profesional en el extranjero.

Inicios inciertos y duros.

Incluso ella ya se había olvidado de aquella dura (algo traumatizanteaunque no lo recuerde) primera experiencia, donde por sus ansias de buscar empleo aceptó una pasantía en una reconocida empresa en la que apenas después de un par de semanas comprendió lo injusta y traicionera podía ser esta vida laboral. El acuerdo de pago había sido roto por la misma empresa que la contrató… después de hablar con su papá tuvo que renunciar. Según cuenta hubo lágrimas (las primeras) pero no por el pago sino porque aún no entendía lo injusto que podía ser el “mundo profesional”.

Anteriormente, aún siendo estudiante de secundaria, Grethel había trabajado como asistente de profesora de inglés para fortalecer el idioma, esto es un ejemplo de cómo ella visualiza las oportunidades laborales. Una baja o nula remuneración, o falta de estatus… se pueden ver recomenzadas por la proyección, la oportunidad de crecimiento o la experiencia que puede implicar realizar un trabajo. Esto lo tenía claro cuando buscó a través de una amiga de la universidad su segunda pasantía en una empresa reconocida, el trabajo era sencillo, no tenía mucha dificultad ni requería de mucho conocimiento… “Era prácticamente una secretaria” asegura Grethel, aunque esto no le importaba ya tenía responsabilidades que cumplir y el tiempo junto con sus actividades de estudiante y la vida de joven era cada vez más difícil de manejar.

“… Ahora en varias universidades les están exigiendo a los chavalos realizar ciertas horas de pasantías, esto considero que lo hicieron para mejorar su curriculum, pero lo están viendo como obligación… como otra materia más y no como una oportunidad de aprendizaje del mundo real. No se esfuerzan, ni dan nada extra…Siempre he tratado de dar más de lo que me piden… ¡Esta no fue la excepción! Estando ahí se abrió una plaza, no era la gran cosa pero yo quería seguir trabajando y la tomé.”

Ahora ya iniciada su vida profesional, iniciaban cambios y sacrificios. Aún cuando pasó dos años haciendo lo mismo, es una cualidad de las personas exitosas establecer y confiar en los objetivos a largo plazo. A los dos años fue ascendida y con esto iniciaron otros problemas inherentes a la experiencia profesional, pero que sólo con una verdadera y clara visión puede ser sobre llevados oportunamente.

Siendo joven se tienen aspiraciones y los pensamientos de llegar a ser la persona al mando, el que decide la próxima gran estrategia, el que visualiza el próximo gran proyecto están presentes en casi todas las etapas de vida profesional. No hay que olvidarlas simplemente se debe de tener paciencia y entender que para llegar a ser maestro se debe de ser aprendiz primero. Grethel sólo conocía esta empresa, ya habían pasado 4 años y aún siendo joven te llega el “fenómeno quemado”, quería conocer otra industria, desempeñarse en otra cosa, buscar un nuevo reto.

Aplicó a través de una empresa de reclutamiento, aunque realmente ella no sabía nada de la industria de café pero la empresa era muy estable y además de garantizar una estabilidad laboral, prometía una nueva experiencia. Desde entonces se ha desempeñado en el área de logística, después de un intenso entrenamiento, estaban los primeros obstáculos. Los correos electrónicos la abrumaban pero era cuestión de costumbre… le llevaría unos meses ambientarse pero desde el inicio le pareció interesante y apasionante.

A medida que crecen tus responsabilidades, crecen tus sacrificios.

De igual forma los nuevos retos se avecinan, “…Nuevas responsabilidad implican hacer a un lado pasatiempos, tiempo con la familia, tiempo para uno mismo, tiempo con la pareja pero es por ello que le debemos de agarrar amor a lo que hacemos; que no se sienta que es una obligación sino una actividad que disfrutamos hacer. Actualmente hay días en la oficina donde durante 8 horas no veo el celular (y eso que le gustan las redes sociales), hay días que se deben de hacer ese tipo de sacrificio…” Grethel disfruta ir al cine, aprovechar uno que otro “happy hour”, pasar con sus hermanos y novio, pero cuando se trata de hacer sacrificio entiende que se deben de hacer.

PHOTO_GRETHEL

Nuevos Horizontes.

Siempre convencida de dar esa hora extra, enviar ese último correo pendiente, contestar esa última llamada han hecho que ella sea valorada en las empresas que trabaja como una excelente colaboradora. En un proyecto grande de esta corporación se involucró (como key user) a tal grado que perdió vida social, las largas jornadas y las salidas tarde se convirtieron parte de la rutina. Su nivel de disciplina le ha garantizado que la reconozcan y ofrezcan oportunidades de crecimiento. La última fue representarlos en sus oficinas de Miami y coordinar parte de la logística desde allá. Esto ha sido parte de su éxito en lo laboral, siguen habiendo sacrificios… estar lejos de su familia, en especial de su mamá ha sido algo que todavía le conmueve. “Ellos están felices y tristes a la vez; felices porque estoy alcanzando mis metas y tristes porque no me tienen cerca…” De igual forma sucede con su pareja, estar en una relación de largo es duro pero este es otro aspecto en lo que ha tenido que ceder.

¿Se quedaría trabajando en el extranjero? – Futuros Proyectos –

No es secreto que Nicaragua ha estado perdiendo talento desde hace algunas épocas. Aún cuando Grethel ve que el mercado laboral para los jóvenes en Nicaragua es más prometedor que hace algunos años, aún falta muchísimo… ella asegura que si le ofrecen quedarse aceptaría. Quiere seguir viviendo esta experiencia y considera que le puede ayudar a consolidarse a un nivel más alto en lo profesional.

Hoy está más segura que el estudio también ha sido clave para ir alcanzando sus metas, su plan no termina aquí, tiene en mente realizar una maestría de aquí a unos cinco años aprovechándola al máximo gracias a su experiencia laboral. La maestría aún no le ha hecho falta aunque asegura que la tiene en la mira. Su carrera si le apasiona, siente que escogió bien de acuerdo a su personalidad, por lo que está muy satisfecha, pero aún le queda alguno que otro proyecto por emprender…

La razón principal por la que les comparto esta historia, no es por lo extraordinario o sorprendente, incluso decidí dejar en duda la empresa en que trabaja Grethel, el propósito de esta entrada es divulgar ejemplos de jóvenes con metas, sacrificados por lo que quieren… y reconocer que lo importante no es que tan abajo comenzaste sino qué tan alto estás dispuesto a llegar. Las oportunidades son escazas, y muchas veces arriban y estamos cegados por “la buena suerte” de otros que no las logramos explotar. Aún cuando se inicia pequeño, se trata de dignificar, enaltecer lo que hacemos. La próxima vez que tengas un proyecto, trata de sacarle el mayor de los provechos, que si no lográs alcanzar el cielo al menos habrás llegado muy alto.

Lograr hacer un nombre en el mundo laboral, poseer una trayectoria de éxito (y entiéndase por éxito aprendizaje continuo a través de emprender proyectos para alcanzar metas) tiene su mérito… los años de dedicación, esfuerzo y sacrificio son aquellos que dibujan el carácter y dignidad de una persona. Alcanzar puestos de confianza, liderar un equipo de trabajo, alcanzar metas con ética e integridad son hazañas y logros que enaltecen a quienes deciden día a día levantarse para sorprenderse así mismo.

Anuncios

2 comentarios en “Después de la U… ¿Vida Laboral?

  1. Una historia y experiencia que da para la reflexión. Muchas gracias por compartirla, siempre es una forma más de educarse y seguir creciendo personalmente viendo cómo se plantean la vida y luchan otras personas.
    Lo comparto con mis amigas, a mí me ha atrapado tu experiencia.

    Muchas gracias y que pases un buen día! 🙂
    Ainhoa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s